Radiador eléctrico, sus ventajas e inconvenientes: cómo orientarse

La calefacción ha sido uno de los temas más desarrollados del sector energético en los últimos años. Siempre se ha buscado optimizar este proceso y brindar al consumidor la mejor experiencia para acondicionar la temperatura de sus espacios. Con tal fin se han elaborado los artefactos de calefacción, entre ellos los radiadores, que son de gran utilidad. En este sentido, es importante conceptualizar al radiador eléctrico sus ventajas e inconvenientes.

A lo largo del tiempo se han creado desde los radiadores a gas, hasta los modernos y tecnológicos radiadores eléctricos los cuales se han posicionado muy bien en su sector, ocupando hoy en día el primer lugar en ventas. Debido a su gran consumo, es importante conocer bien el radiador eléctrico sus ventajas e inconvenientes.

Son muchas las compañías fabricadoras de aparatos electrodomésticos que se han adaptado al mercado y han dado lugar al radiador eléctrico dentro de sus inventarios. Pero, como todo artefacto, este sensacional dispositivo a pesar de ser innovador y de gran provecho, presenta varias desventajas. Por ello, antes de adquirirlo, los consumidores deben conocer el radiador eléctrico sus ventajas e inconvenientes.

Puntualizar al radiador eléctrico sus ventajas e inconvenientes dará al consumidor una visión amplia sobre su necesidad y la mejor forma de satisfacerla, esto en función de climatizar sus espacios pero también de consumir energía de la mejor forma.

En este sentido, allí podrás encontrar más información relacionada con el consumo de energía eficiente.

Buscas más información acerca de dar de alta la luz con Iberdrola, precio del radiador eléctrico, la potencia del radiador eléctrico, la potencia radiador eléctrico, el consumo del radiador eléctrico, visita nuestro portal y entérate de todo.

Radiador eléctrico sus ventajas e inconvenientes, tipos de radiadores, funcionamiento de radi

¿Qué es un radiador eléctrico?

Un radiador es un artefacto que, mediante la emisión de calor, logra regular la temperatura de un espacio físico o habitación. Son conocidos y usados los que funcionan gracias al uso de gas como combustible. Pero recientemente se han creado radiadores eléctricos que permiten sustituir el gas por electricidad, los cuales han tenido gran receptividad entre los consumidores.

La facilidad de uso ha incrementado el éxito de este tipo de radiador, ya que muchos de ellos poseen diseños prácticos y portátiles que permiten la movilidad del mismo de un lugar a otro. Esta particular característica es sin duda uno de sus más grandes provechos, ya que brinda libertad a la persona de adecuar el espacio que requiera sin necesidad de complicadas instalaciones.

Funcionamiento del radiador eléctrico

El funcionamiento específico del radiador dependerá de la composición del mismo, pero generalmente estos funcionan mediante la emisión de energía, también llamada radiación. A diferencia de los radiadores de caldera convencionales, el radiador eléctrico transforma la energía eléctrica recibida en emisiones de calor hacia el lugar en el que se encuentra. Asimismo, logra mantener la temperatura hasta un tiempo después de apagado, esto gracias a su característica de inercia térmica.

Los radiadores eléctricos generan un ciclo llamado convección, que no es más que la circulación y transformación constante de aire frío y aire caliente es un espacio determinado. Durante el mismo, el aire caliente asciende en la habitación, mientras que el aire frío baja para ser nuevamente calentado por el radiador. De manera que el espacio se mantiene bajo la temperatura impuesta por la constante intervención y la radiación del artefacto.

Tipos de radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos se han versionado constantemente, para de esta forma ajustarse a las necesidades del consumidor. Como también para aprovechar todos los beneficios de la tecnología y los materiales, por lo cual existen alrededor de cinco tipos de radiadores eléctricos.

Radiadores eléctricos de tecnología seca

Estos son llamados también radiadores toalleros, y son ideales para el uso en baños y sanitarios. Uno de sus principales usos es el de proveer calor mientras la estancia en el baño. Para posteriormente secar la toalla colgada en él. Su funcionamiento depende de placas de aluminio de capacidad calorífica considerable, lo que permitirá tener el calor requerido en un corto período de tiempo.

Radiadores eléctricos de fluidos

Este es uno de los más utilizados gracias a su uniformidad a la hora de calentar. Posee un líquido aceitoso con características térmicas que se calienta al suministrar electricidad al artefacto. Dicho fluido permite la homogeneidad en la habitación al irradiar constantemente calor. Incluso después de apagado mantiene la temperatura, gracias a sus propiedades de inercia térmica.

Radiadores eléctricos de aire o convectores

Se perfilan como la mejor opción para ser instalados en zonas abiertas y de tránsito continuo. Ya que su funcionamiento depende una resistencia térmica interna que provee grandes cantidades de calor al exterior, pero con la desventaja de no ser uniforme. Lo que representa inestabilidad y poco uso práctico.

Radiadores eléctricos de cerámica

Es de particular funcionamiento debido al material del que está compuesto, debido a que la cerámica que irradia calor podrá durar un tiempo considerable en calentarse. Pero luego de estar caliente y posiblemente desconectarse, podrá mantener caliente la habitación durante horas.

Radiadores eléctricos infrarrojos

Al igual que toda la tecnología infrarroja, este radiador eléctrico desprenderá ondas electromagnéticas que calentarán los cuerpos de la habitación, dirigiendo su principal atención hacia los muros y mobiliario. Para después empezar a calentar uniformemente el aire, incrementando así notablemente la sensación de bienestar en la estancia.

Beneficios y desventajas del radiador eléctrico

Como bien fue dicho anteriormente, los radiadores eléctricos presentan grandes ventajas comparado a su predecesor de gas. Pero como todo dispositivo de transformación de energía, también trae o genera ciertos inconvenientes.

Ventajas del radiador eléctrico

Su fácil instalación es uno de los principales beneficios de este artefacto, ya que su primer uso no implicará mayores gastos o remodelaciones dentro del espacio. Si no que basta con tan solo disponer de un espacio para él y conectarlo al tomacorriente. Lo que disminuye el costo presentado por la instalación del radiador a gas.

Otra ventaja del radiador eléctrico es su homogeneidad a la hora de proporcionar calor, teniendo así un impacto positivo en las personas presentes en la habitación, las cuales gozarán de una buena temperatura estando cerca del artefacto, o bien sea al otro extremo de la estancia.

Es imposible no percatarse de lo provechoso que son los radiadores eléctricos a la hora de desconectarse, ya que algunos de su clase son capaces de proporcionar calor luego de horas de no tener conexión a la red eléctrica, lo que incrementa la eficiencia energética en el hogar. Como otro punto a favor de este aparato es su capacidad de movilidad y transporte, pues algunos modelos poseen ruedas y son ligeros para el traslado.

Inconvenientes del radiador eléctrico

A pesar de sus muchos beneficios, el radiador eléctrico trae algunas desventajas para el consumidor, entre ellas su funcionamiento con electricidad. Esta fuente de energía es más costosa que el gas, lo que aumenta el gasto económico, además del impacto ambiental que conlleva el uso excesivo de esta energía.

Se presenta como limitante para la instalación de un radiador eléctrico el poseer poca potencia eléctrica en la vivienda. Ya que este necesitará una potencia considerable para poder funcionar correctamente. Por otro lado, muchos expertos recomiendan encender el radiador eléctrico horas antes de dormir, para luego desconectarlo y así evitar posibles accidentes.

En el vídeo podrás tener un ejemplo de los comparativos entre radiadores y emisores térmicos eléctricos.

Contacto

  • 21, calle serrano 25041 MADRID

    Menciones legales

  • Teléfono

    916548279

  • Email:

    animateweb@gmail.com