Consumo de radiador eléctrico: respondemos a sus preguntas

Hoy en día el uso de radiadores eléctricos se ha convertido en algo muy beneficioso. La principal causa de esto es que para poseer uno de estos no es completamente necesaria una gran instalación. Mayormente son usados dentro de hogares, locales y empresas sin demasiado espacio y sin una gran demanda de consumo de gas.

El consumo del radiador eléctrico es mucho menor al de los normales. De igual forma, el consumo del radiador eléctrico denominado de bajo consumo también destaca por ser incluso menor al consumo del radiador eléctrico normal.

El uso de este tipo de radiador es recomendado también para viviendas y locales ubicados en lugares donde la temperatura no alcanza a ser extrema. Se pueden encontrar distintos tipos y modelos de radiadores. Todos estos diferentes radiadores tienen distintos consumos. Debido a que son muchos tipos de radiadores eléctricos es muy probable que el usuario consiga uno que se adapte a sus necesidades.

Los diferentes tipos de radiadores eléctricos varían según su tecnología, diseño, regulación y potencia. También existen los llamados radiadores eléctricos de bajo consumo que son muy recomendados en los últimos años. Y como su nombre lo indica destacan por tener un menor consumo a comparación con otros radiadores.

Es importante destacar que el consumo de un radiador eléctrico varía según el número de horas que se use, el modelo que se tenga en casa y, sobre todo, el espacio a calentar si la diferencia de temperaturas es muy marcada, el consumo aumenta.

Si quieres saber más de las ventajas e inconvenientes del radiador eléctrico, de la potencia del radiador eléctrico, de la potencia radiador eléctrico, visita nuestro portal Web.

Radiador eléctrico consumo, tipos de radiador, ventajas Radiador eléctrico, funciones

El radiador eléctrico más económico

Dentro del mercado español existen una serie de radiadores eléctricos. Entre la gran variedad de ellos se pueden encontrar algunos de gran potencia, bajo consumo y lo más importante para el usuario: Que es mucho menos costoso que el resto de los radiadores eléctricos.

El radiador eléctrico más económico del mercado es el radiador a punto. Este tipo de radiador eléctrico es de aluminio y tiene la capacidad de calentarse rápidamente, de igual forma también puede enfriarse con la misma velocidad.

Otras opciones

También existe un radiador eléctrico a punto de hierro fundido que puede guardar calor por mucho tiempo. El precio del radiador eléctrico a punto de hierro fundido es de 40 euros aproximadamente. En cambio, el radiador eléctrico a punto de aluminio cuesta unos 27 euros.

Estos dos tipos de radiadores eléctricos válvulas termostáticas manuales que regula el paso del agua. También calienta el agua de forma independiente. A este tipo de radiadores eléctricos se les pueden colocar cabezales termostáticos digitales que pueden ser programados. Esos cabezales cuestan al menos 50 euros. Puedes conseguir más información allí.

Mejores radiadores eléctricos

El determinar cual tipo de radiador es el mejor es muy difícil. Debido a que esto se debe determinar dependiendo de las necesidades del usuario. Para saber qué tipo de radiador se adapta mejor a tus necesidades también es necesario cuales son los diferentes tipos de radiadores. Estos son:

Radiadores eléctricos de tecnología seca

Este tipo de radiador eléctrico hace uso de una resistencia eléctrica para calentarse. Dependiendo del material del que están compuestos se determina la cantidad de inercia térmica que puedan tener. Tienden a calentar rápidamente y a enfriarse de la misma manera.

Son usados en un menor tiempo que la mayoría de los radiadores eléctricos. Normalmente funcionan entre una o dos horas seguidas. Pero existen algunos de estos tipos de radiadores hechos con mármol que tienden a durar mayor tiempo en uso. Alrededor de unas 5 o 8 horas.

Radiadores eléctricos por infrarrojos

Este tipo de radiador eléctrico genera ondas de radicación que calientan el cuerpo más no el aire del radiador. Este tipo de radiador no levanta polvo y es recomendado para las personas asmáticas. También mantienen un equilibrio entre la humedad y la temperatura del aire.

Radiadores eléctricos con fluido caloportador

Dentro de este tipo se encuentran los radiadores eléctricos de bajo consumo. Su nombre se debe a que utilizan un fluido caloportador en su interior (en su mayoría aceite) que calienta de manera uniforme todo el radiador.

Radiadores eléctricos acumuladores

Estos radiadores fueron diseñados para aprovechar las llamadas tarifas eléctricas por discriminación horaria. Tienden a acumular la electricidad suministrada en la noche o en las horas donde la electricidad tenga menor valor. Este tipo de radiador es el que permite realizar a su usuario un mayor ahorro económico en los servicios eléctricos.

¿Qué potencia necesita un radiador?

Para calcular que potencia necesitas en un radiador lo primero que debes hacer es calcular 80W por cada metro cuadrado. Posterior a esto sumarle el 30% del resultado obtenido. Si el radiador se necesita para calentar un área de 20 m2 se necesitaría un radiador de 1.660 W.

El aislamiento influye

Otra cosa que se debe hacer para saber que potencia necesita el radiador de tu vivienda es conocer es la calidad del aislamiento de tu casa y la temperatura de la zona donde vives.

La ventaja más grande que tiene el uso de este tipo de radiadores es que son 100% eficientes. Ya que toda la electricidad que consumen es inmediatamente convertida en calor.

Para determinar el consumo eléctrico del hogar dentro de España puedes hacer uso de una aplicación específica desarrollada por la OCU.

Puedes consultarla en este sitio.

Ventajas de los radiadores eléctricos

Las ventajas que trae el uso de los radiadores eléctricos son las siguientes:

Instalación sencilla

A diferencia de los radiadores a gas. Los radiadores eléctricos no necesitan de una instalación complicada. Estos tienen a funcionar fácilmente en lugares pequeños sin mayores inconvenientes.

Debido a que no es necesaria una gran instalación. La instalación de radiadores eléctricos no solo es más sencilla, sino que también es muy barata a comparación con la instalación de radiadores tradicionales.

Acumulación de energía

Algunos radiadores eléctricos almacenan la electricidad suministrada durante las horas donde la electricidad tiene menor valor. Esto les permite a los usuarios ahorrar.

Regulación independiente

Los radiadores eléctricos disponen de regulaciones independientes. Lo que les permite controlar una temperatura distinta en cada habitación de la vivienda.

Fácil almacenaje

Debido a que estos tipos de radiadores no requieren de una gran instalación y no tienen un gran tamaño. Es posible guardarlos dentro de armarios y espacios reducidos.

Radiador eléctrico de bajo consumo

Los radiadores eléctricos de bajo consumo tienen una gran demanda estos últimos años. Este tipo de radiador destaca porque además de ser de bajo consumo le permite a su usuario ahorrar no solo energía sino también dinero.

Puedes ver más en el vídeo el ejemplo de emisor térmico eléctrico para apreciar sus ventajas.

Contacto

  • 21, calle serrano 25041 MADRID

    Menciones legales

  • Teléfono

    916548279

  • Email:

    animateweb@gmail.com